Menu ×
Volver al inicio>Ropa de embarazo>Blusa y túnica de embarazo>Camisa a cuadros para embarazo - azul oscuro a cuadros

AZUL OSCURO A CUADROS
  • 34
  • 36
  • 38
  • 40
  • 42
  • 44
  • 46
  • 48

> Guía de tallas





Artículo muy voluminoso
Entrega al Domicilio
Todo lo que necesitas saber...

La camisa a cuadros nos cuenta nuevos relatos... Suave y vaporosa, se combina con una falda negra para mezclar los estilos ¡o bien con unos vaqueros para un look casual! Durante el embarazo, ¡la camisa estilo leñador es una prenda imprescindible del vestuario evolutivo! La guinda del pastel, se puede llevar después del embarazo, ¡para dar el pecho con facilidad!

  • Camisa de embarazo a cuadros
  • Completamente abotonada.
  • Puños abotonados.
  • Manga larga remangable, para cambiar de look.
  • Un bonito largo sobre un patrón estilo sobrecamisa.

INFORMACIÓN ADICIONAL:
  • Selecciona tu talla habitual. Nuestras prendas Vertbaudet para embarazo tienen en cuenta tus nuevas formas.
  • ¿Dudas entre 2 tallas? ¡Consulta nuestra guía!
Camisa de leñador premamá 100% viscosa.

Cuidados

Blusas y túnicas de embarazo.

Nos encanta el estilo unisex de la blusa larga para mujer embarazada sobre un pantalón de corte recto. Adoramos el lado audaz de la mona túnica de embarazo, provista de finas flores sobre el pantalón negro. Con un ambiente aún más amoroso, apostamos por los efectos de una blusa para mujer embarazada sobre unos vaqueros de efecto lavado. Con ocasión de una salida de noche entre amigos o una jornada en la ciudad, vestiremos con gusto una blusa bordada para embarazo. Para crear un guardarropa pleno de prendas de la parte superior que sean fáciles de combinar con todas nuestras prendas de abajo para embarazo, no lo dudamos y nos damos el gusto de hacernos con prendas básicas y al mismo tiempo a la última: una camisa vaquera de embarazo, una túnica a color para mujer embarazada, una blusa de embarazo lisa y bordada... Si das el pecho a tu bebé, nuestros estilistas han concebido prendas para la parte superior que integran piezas previstas para el efecto. Así, las blusas de lactancia sobreponen tejidos para que determinadas partes se abran con discreción y facilidad. Lo mismo ocurre con nuestras túnicas de botones que se abren delante con dos o tres movimientos.