RECOMENDACIONES

Vacaciones del bebé

Hora de hacer la maleta, pero ¿qué poner en ella?

Para ir de vacaciones con el bebé, el primer paso será preparar su maleta. Existe una extraña ley física que todos los jóvenes padres conocen bien: el tamaño de una maleta es inversamente proporcional al tamaño de su propietario. En todo caso, para evitar eventuales excesos de equipaje y maleteros imposibles de cerrar, hemos pensado en adelantarte aquí una serie de consejos prácticos que te ayudarán a sacar el máximo partido del espacio en la maleta del bebé.

Sus cosas para dormir


El bebé pasa una gran parte del tiempo durmiendo, tanto en casa como cuando os vais de vacaciones. Por eso creemos que lo mejor será dedicarle el tiempo necesario a preparar todo lo relativo a su descanso, para que tanto él como vosotros podáis disfrutar de unas noches lo más sosegadas posible.

La cuna de viaje es uno de esos accesorios que siempre vienen bien. En numerosas ocasiones, las instalaciones hoteleras ya las tienen listas para sus clientes, aunque también puedes llevar la tuya propia. En todo caso te aconsejamos, eso sí, que lleves un colchón, especialmente en casos de estancias largas.

También puedes recurrir al capazo, una solución aún más ligera pero que solo es recomendable para bebés que aún no se sientan ni se levantan por sí solos sobre sus manos o sus rodillas.

Entre los accesorios imprescindibles para la noche, no olvides el chupete y el doudou que el bebé usa habitualmente. Serán muy útiles para tranquilizarle, especialmente cuando está en un nuevo entorno con el que está menos familiarizado.

Más vale prevenir: lleva un doudou de repuesto y pon una etiqueta con tu número de móvil en el que usa habitualmente. Así, si tienes la mala suerte de extraviarlo durante vuestros días de descanso, tendrás más posibilidades de recuperarlo.

Lleva también un saquito de algodón ligero especial para verano. Con él, tu bebé disfrutará de un sueño satisfactorio sin pasar demasiado calor. Lleva también una mosquitera, que es muy fácil de transportar ¡y acabará por resultarte muy práctica!

Descubre nuestra selección especial Descanso del Bebé en vertbaudet.es

Sus cosas para comer


El pecho materno es sin duda la opción de alimentación más fácil a la hora de preparar las maletas de las vacaciones.

Como alternativa, podremos recurrir siempre a los biberones y la leche en polvo, que acompañaremos de un cepillo para limpiarlos y, si no queremos privarnos de todas las comodidades, de un calientabiberones. Si no, podrás siempre recurrir al viejo sistema de calentar los biberones al baño María.

En la fase de la diversificación alimentaria la maleta de vacaciones crecerá un poquito más, porque necesitarás un lugar apropiado en el que instalar a tu bebé mientras come. Aunque la trona es lo ideal, eventualmente la silla de paseo podrá asumir esta función. Otra posibilidad será hacerte con un asiento elevador que se adapte a todo tipo de sillas.

Para preparar las comidas del bebé tienes dos opciones:
- llevar contigo el robot de cocina para bebé que usas en casa, una solución un poco voluminosa;
- llevar una vaporera y una picadora manual, una alternativa de viaje más ligera.

Descubre nuestra selección especial Comidas del Bebé en vertbaudet.es

Sus cosas para el baño


Quizás hayas ido guardando muestras de productos gratuitas, de esas que te regalaban en las farmacias… En ese caso, ¡ahora es el momento de aprovecharlas! Minibotes de champú, soluciones hipoalergénicas, etc. Con un poco de suerte, ¡serán suficientes para tus vacaciones!

¿Ya has visto las bañeras inflables para el baño del bebé? Sin duda, una alternativa a la bañera de plástico rígido que es ideal cuando se trata de ahorrar espacio.

Podrás valerte de una toalla para los cambios del bebé cuando ya estés instalada. Sin embargo, nada como el saco cambiador todo en uno para tus desplazamientos. Además de poder llevar en él todo lo que necesitas para una emergencia, algunos incluso integran un bolsillo isotérmico para sus comidas y bebidas... ¡Qué bien pensado!

Descubre nuestra selección especial Higiene, cuidados y baño en vertbaudet.es

Sus cosas para el viaje


Con frecuencia las vacaciones con el bebé implican emprender un viaje en coche. Si es tu caso, vas a necesitar una silla de coche adecuada. Si lo que estás pensando es alquilar un coche en tu destino, no dejes de lado el equipamiento del bebé. Actualmente, un buen número de agencias de alquiler de coches te permiten alquilar la silla de coche para bebé, con un coste extra.

Por norma, ten siempre a mano durante el viaje el bolso cambiador del bebé provisto de un buen número de pañales, un cambio de ropa completo para posibles imprevistos, toallitas, una toalla y bolsitas de plástico para los pañales sucios.

No te olvides de la alimentación del bebé, sus potitos, su biberón, sus dosis de leche, el babero, un vaso cerrado con agua...

Especial atención al uso del microondas durante el viaje. Evita las quemaduras por exceso de calentamiento del biberón en los restaurantes donde pares. Lo mejor para no tener estos problemas será contar con un bolso isotérmico, ¡que además podrás usar siempre que salgas con tu bebé!

Para pasar el viaje lo mejor posible y también para divertiros durante las vacaciones, no olvides reunir un bolso con juguetes de todo tipo. Junto a sus favoritos, lleva algunos juguetes nuevos para ofrecerle pasado un tiempo: así irá variando y se aburrirá menos. Por otra parte, verás lo útiles y entretenidos que te pueden resultar unos CDs de canciones infantiles...

Descubre nuestra selección especial de sillas de coche y bolsos cambiadores en vertbaudet.es

Sus cosas de sus cuidados especiales


Lo primero que debes localizar y tener a mano será su tarjeta sanitaria, así como otra documentación médica de importancia. Además, te vendrá bien tener un termómetro contigo y algunos medicamentos generales como paracetamol, suero fisiológico, tiritas, gasas, un antiséptico y unas pinzas depilatorias para quitar eventuales espinas.

No olvides llevar pomada para quemaduras, crema de árnica para posibles golpes y chichones, los medicamentos habituales para las molestias en los dientes en gel o en gránulos homeopáticos. Lleva también contigo sobres rehidratantes, con ellos resolverás eventuales episodios de deshidratación aguda.

Ya preparada, hay una máxima a no olvidar: más vale prevenir que curar. Por eso, evita exposiciones prolongadas al sol, lleva y usa tus aliados contra el sol tales como protector de pantalla total, un sombrero, gafas de sol y eventualmente una tienda antirrayos UV para instalar en la playa y proteger al bebé.

Y ahora ""solo"" te falta una cosa: colocar todo en el maletero y acomodaros en el coche. Vertbaudet os desea un buen viaje ¡y unas vacaciones inolvidables!