Elegir el mejor portabebés

Ven con nosotros: ¡te lo explicamos todo!

Pocas cosas pueden compararse a la felicidad de tener a tu bebé entre tus brazos… Pero lo cierto es que también puede fatigar tu espalda. No te preocupes, actualmente tienes un buen número de alternativas para transportar a tu pequeño junto a ti con mayor libertad de movimientos y sin que te canses tanto. Y a la hora de pasear, ¡el portabebés será el complemento ideal de la silla de paseo! ¿Cómo elegir tu portabebés? A continuación te presentamos una guía para que puedas elegir el que mejor se adapta a ti.

Portabebés delantero: una solución práctica


Este portabebés es perfecto para llevar al bebé junto a ti sobre tu pecho, tanto mirándote a ti como mirando hacia delante, estimulándose con todo lo que pasa a su alrededor. Es perfecto desde que el bebé nace (aprox. 3.5 kg) hasta que cumple un año (aprox. 10 kg) y gracias a vuestra proximidad, el bebé compartirá tu olor, tu voz, tu presencia... Te ofrece una excelente forma de estimular sus sentidos, permitiéndole disfrutar de la intimidad de todos tus movimientos. Además, os permitirá compartir una misma perspectiva del mundo mientras alimentas vuestra complicidad.

Portabebés para espalda: el cómplice de las largas caminadas


Es un accesorio que comúnmente se asocia a la segunda edad (de los 9 a los 24 meses), pudiendo transportar hasta 15 kg. Su uso es similar a una mochila, siendo perfecto para aquellas familias que disfrutan de hacer caminadas. Práctico, poco voluminoso y muy fácil de usar, se acompaña además de una estructura metálica para que lo puedas dejar con facilidad, refuerzos en la entrepierna para un mayor confort del bebé y en ocasiones podrá integrar una capota para hacer frente a las inclemencias del tiempo. No se ha descuidado ningún detalle en el portabebés de espalda, para que el bebé pueda disfrutar por encima de tus hombros de todo a su alrededor. Así, ¡podréis disfrutar juntos de tus caminadas en el mar o en la montaña mientras que tú estás con las manos libres!

Portabebés bolso: una opción versátil


Con el bebé acomodado delante, recostado, con una pierna a cada lado o sobre la cadera… ¡Cómo vais a disfrutar de estar piel con piel! Este modelo es práctico y fácil de utilizar, adaptándose a tus necesidades según el peso del bebé con su sistema de correas ajustables. El portabebés estilo bolso es una elección de transición ideal entre el incomparable nidito que era la barriga de la mamá y el mundo exterior. Inspirado en la tradición africana y adaptado al estilo de vida europeo, este portabebés te será muy útil desde el nacimiento del bebé hasta sus dos años de edad, aportándole seguridad, confianza y autonomía.

Portabebés fular: simple y natural


Y en lo más alto del podio de los portabebés nos encontramos con el fular portabebés. Procedente del estilo de crianza con apego, en los últimos tiempos esta forma de llevar al bebé a pasado a ser también tendencia. Recurre a tu imaginación a la hora de utilizarlo: cruzado doble, sencillo, sobre la cadera... Solo tienes que aprender cómo anudarlo bien y así podrás adaptarlo a tu morfología y a la edad del bebé. Con forma de nidito, de mochila... el fular te permitirá transportar al bebé en una posición más alta que el resto de portabebés, transportándolo durante periodos más prolongados. Y además, este método ancestral de evitará posibles lumbalgias y dolores de espalda, así que ¡no lo dudes más y elige el color que mejor se adapte a tu estilo!

Ver nuestra selección de portabebés