Intercomunicadores: ¿cuál elegir?

Ven con nosotros: ¡te lo explicamos todo!

Durante sus primeras semanas, un bebé duerme en torno a unas 15 o 20 horas al día y, durante todo ese tiempo es posible que puedas sentir cierta inquietud y preocupación. Para que puedas disfrutar de esos momentos con mayor tranquilidad, hace unos quince años se crearon los primeros vigilabebés, que mantienen los padres conectados a sus bebés, alertándoles ante el menor ruido.

Elegir el vigilabebés en función de tus necesidades


A la hora de elegir el vigilabebés que mejor se adapta a tus necesidades tendrás que considerar varios aspectos, tales como su alcance, autonomía, número de canales de emisión, con hilos, sin hilos… entre otros. Para tomar la mejor decisión, no pierdas de vista tus necesidades, tu presupuesto y el tipo de vivienda donde lo vas a usar.

Tienes a tu disposición una amplia gama de vigilabebés, imaginativos y pensados para ajustarse al estilo de vida de cada uno mientras garantizan la seguridad del bebé. Con modo vibrador, vídeo, luz quitamiedos, detector de movimientos, activados por la voz, termómetro ambiente, ajuste de la sensibilidad según el ruido... Muchas de estas opciones podrán parecerte triviales y, sin embargo, puede que luego te resulten de lo más útiles en tu día a día. En todo caso, se trata de un accesorio útil pero que en ningún caso podrá sustituirte, así que dedícale un poco de tu tiempo y elige adecuadamente en función de tus necesidades.

Lo más importante: sentirte segura


El vigilabebés clásico es, tal como su propio nombre indica, el modelo más común. Sin grandes florituras, se ciñe a su función de vigilar adecuadamente el estado de tu pequeño tesoro mientras descansa entre los brazos de Morfeo.

Fácil de usar, pone a tu disposición tal como el resto de vigilabebés un sistema de doble vigilancia: visual y acústico. Además de su imprescindible señal sonora, integra un testigo luminoso que nos indicará movimientos y llantos del bebé mediante un código de colores, algo que agradecerás durante tus veladas entre amigos. ¡Porque ser padre no significa perder el contacto con el mundo!

No te quieres separar del bebé


Tu vigilabebés vídeo te permite mantener una ventana abierta a la habitación del bebé, para que puedas disfrutar cada noche de verlo dormir sin incomodarle. En ocasiones el barco que va rumbo a los sueños tarda en partir, y entonces permanecerás atenta hasta que sus párpados se cierren.

Con su pequeña pantalla integrada y su cámara de infrarrojos, el vigilabebés vídeo te permitirá supervisarle sin el más mínimo ruido. A partir de ahora podrás a tu bebé al alcance de tu vista noche y día.

¿Te gustaría que tu vigilabebés integrase una luz quitamiedos?


El vigilabebés con luz quitamiedos le ofrece un plus de tranquilidad a las noches de tu bebé. La nueva generación de vigilabebés integra, además de la tradicional función de vigilancia visual y acústica, muchas otras características divertidas para estimular al bebé o sencillamente para ayudarle a adormecer.

Desde una simple luz quitamiedos hasta una caja de música, pasando por proyecciones de luces en el techo, algunos de estos dispositivos pueden llegar a hacer las veces de un auténtico móvil. Una vez instalados, le ofrecerán a tu bebé magníficos espectáculos en universos de colores y formas, que poco a poco irán ayudando a que entorne sus ojitos hasta adormecer dulce y tranquilamente.