RECOMENDACIONES

¿Cómo se realiza la ecografía del primer trimestre?

¿Para qué sirve?

Esta primera ecografía se realiza aproximadamente a los dos meses y medio de embarazo y genera una gran expectación. Es normal: se trata de la primera "cita" con tu bebé, incluso antes de haber sentido que se mueve, ni ver como crece tu barriguita. Ante todo, se trata de una evaluación clave en el seguimiento del embarazo.

¿En qué consiste la primera ecografía?


Ultrasonidos

La primera ecografía obstétrica se realiza aplicando sobre el vientre o en la vagina un gel especial y recurriendo a una sonda también recubierta del mismo gel (recubriéndose con una especie de preservativo en el caso del examen vaginal). La sonda no presenta ningún peligro para ti ni para tu bebé, y funciona gracias a ultrasonidos de manera similar a los radares. Para tu seguridad, no emplea rayos X. La imagen obtenida se presenta en una pantalla que muestra diferentes tonos de grises según la densidad del tejido que encuentra: los líquidos son negros, los huesos y la grasa blancos, y el resto de órganos más o menos grises.

Evaluación médica

Un especialista o una matrona será el(la) encargado(a) de realizar la ecografía del primer trimestre, un examen que requiere concentración y atención. Por ello, el especialista suele hablar muy poco durante la exploración. Solamente después te comentará las conclusiones del informe que realizará para ti. En algunas ocasiones podrás solicitar que la ecografía se grabe en video o DVD, no obstante el médico es quien deberá el deberá dar el consentimiento . No te preocupes porque, por lo general los padres siempre salen de la consulta con imágenes del bebé...

¿Qué se evalúa durante este primer examen?


Número de embriones

El bebé se muestra íntegramente en la pantalla, moviéndose ante tu mirada: su vitalidad será el indicador a evaluar para determinar si todo está transcurriendo con normalidad durante el embarazo. En este momento se puede ya contar el número de embriones. En el caso de que sean gemelos, el estudio de las membranas (sacos amnióticos) permitirá saber si comparten la misma placenta - algo que supone más riesgos para los bebés - o si bien se encuentran en placentas diferentes.

Fecha de parto

A continuación, la siguiente etapa será el momento de verificar la edad del embarazo registrando el largo cráneo-caudal (cabeza-coxis). De esta forma y con un margen de precisión de cuatro días será posible determinar el término teórico, una fecha aproximada del parto. Esta fecha podrá verse alterada con alrededor de una semana de desfase en relación a la edad calculada por el médico, teniendo en cuenta el último periodo.