RECOMENDACIONES

¿Cómo se realiza la ecografía del segundo trimestre?

¿Para qué sirve?

La segunda ecografía tiene lugar durante el quinto mes de embarazo, y se conoce como la ecografía "morfológica". Es una prueba muy importante, que servirá para garantizar que el bebé continúa creciendo saludablemente. En este examen será posible identificar posibles malformaciones en el feto, así como detectar y tomar las medidas oportunas ante cualquier necesidad especial.

¿Cómo prepararse para la segunda ecografía?


Para evitar contratiempos y dado que las listas de espera pueden ser largas, te recomendamos que agendes lo antes posible la ecografía del segundo semestre. Se trata de un examen obligatorio que deberás realizar entre las semanas 20 y 22 de gestación (de 22 a 24 semanas de la amenorrea).

Beber dos litros de agua cada día

En el caso de que aún no hayas adoptado este hábito saludable, es aconsejable beber como mínimo dos litros de agua al día para así hidratarte 15 días antes de esta segunda ecografía. Esto además va a contribuir a que desarrolles una cantidad suficiente de líquido amniótico, lo que contribuirá a que las imágenes de la ecografía sean aun mejores. Ten en cuenta además que no deberás beber café o té en exceso, ya que se trata de bebidas diuréticas.

Evitar crema y gel de baño

Hay determinados productos que contribuyen a que tu piel sea más impermeable a los ultrasonidos. Es el caso de algunos geles de ducha, cremas hidratantes, jabones, cremas antiestrías y aceites de baño, cuyo uso deberás reconsiderar. Durante el embarazo, opta por usar jabones sin aditivos como el jabón de Alepo.

¡No lleves contigo la familia!

A la hora de acudir a la ecografía, hazlo sola o con tu compañero. Esta ecografía es bastante larga (en torno a 30 minutos) así que si tienes hijos, será mejor dejarlos con alguien. El especialista necesita estar concentrado en su examen y comunicarse contigo de la forma más eficiente posible. Y además, tú misma deberás estar totalmente despreocupada para disfrutar plenamente de este encuentro con tu bebé.

¿Qué se evalúa en este examen?


Evaluación general del bebé

Para realizar este examen, el especialista distribuye sobre la barriga un gel que optimizará la transmisión de ultrasonidos. Con ayuda de la sonda, recorrerá tu abdomen para mostrar el bebé en la pantalla y realizar así su reconocimiento. El examen permitirá descartar la presencia de malformaciones graves como la ausencia de algún miembro, evaluando el feto de forma global, su posición, piernas, brazos cabeza... En este momento, tu bebé medirá en torno a 20 cm y pesará entre 500 y 700 gramos.

Sus órganos

El médico empezará por la columna vertebral si el bebé está de espaldas, continuando por el cuello, riñones y demás partes del cuerpo. Si está de frente evaluará el rostro, el cuello, estructuras cerebrales, pared abdominal, pulmones, vejiga... asegurándose de que cada uno de los órganos sigue el desarrollo adecuado y se encuentra en el lugar correcto. En este momento ya están visibles los genitales, de forma que, si lo deseas, podrás saber ya el sexo del bebé.

Medidas

A continuación se realizarán una serie de medidas tales como el diámetro y perímetro de la cabeza y el abdomen, el tamaño del fémur, del cerebro o del pie, y tras compararlas con las curvas de referencia podrás saber si el feto se está desarrollando adecuadamente.

Presencia de anomalías

De nuevo evaluando el corazón, el especialista registrará su frecuencia cardíaca, la velocidad de la sangre en el cordón umbilical, y realizará un doppler en las arterias uterinas, para descartar el sufrimiento fetal. Registra también la localización exacta de la placenta (un dato importante para el parto) y analiza exhaustivamente la posible presencia de patologías para, en su caso, planificar el adecuado seguimiento ya desde el mismo parto (problemas cardíacos, fenda palatina...) o incluso anticiparse a cualquier problema que pudiese desencadenar un riesgo vital.

Preguntas frecuentas


¿Cuándo será la próxima ecografía?

La próxima ecografía será la ecografía del tercer trimestre, entre la semana 32 y 34 de amenorrea, en el caso de que tu embarazo esté transcurriendo con normalidad. Tu médico podrá estimar oportuno programar una ecografía adicional en el caso de que sea necesario un seguimiento más exhaustivo.

¿Es obligatorio que esta ecografía sea realizada por un médico?

Sí lo es. Es importante no dejarse tentar por sucedáneos de exámenes de imagen que en ocasiones puedan proponernos determinadas entidades privadas. Con frecuencia, el personal de esas entidades no ha recibido la formación necesaria para asumir este tipo de responsabilidades. Son pruebas perfectas como "imágenes de recuerdo" que, en todo caso, someterán al feto a dosis adicionales de ultrasonidos, sin mayor utilidad.