RECOMENDACIONES

¿Qué cosas hay que tener en cuenta para
preparar la llegada del bebé?

La llegada del bebé nos cambia por completo la vida... ¡así que nada mejor que prepararse para ello!

No te decimos nada nuevo cuando aseguramos que con la llegada de tu pequeño tesoro, tu vida va a dar un giro de 360º. Cambiará todo...¡tu día a día, tus hábitos, tu organización y la economía familiar! Lo mejor será prepararse, tener en cuenta las limitaciones materiales y equiparse a conciencia ¡para darle la bienvenida al bebé en las mejores condiciones!

Tener claro qué es lo verdaderamente importante


Para no perder la perspectiva, ten en mente un par de consejos.

Algunas compras son inevitables... Pero otras muchas cosas serán prescindibles. Ten en cuenta que tampoco querrás llenar la casa con cosas que no vayas a usar, y menos asumir gastos a los que no les vas a sacar un gran partido, ¡algo muy importante para los padres!

Está claro que quieres darle lo mejor a tu bebé, es un deseo de lo más lógico. Pero a menos que dispongas de un presupuesto ilimitado, será necesario que hagas tu selección. No es nada de lo que debas culparte. Aplica el sentido común y el ingenio sin perder de vista lo más importante: lo que tu bebé necesita por encima de todo es amor, ternura y atención.

Las "listas de compra" que hemos realizado pensando especialmente en ti reúnen todo lo esencial. Se centran en los primeros meses del bebé y, para hacer tu vida más fácil, las hemos organizado en torno a momentos clave del día.

Crear la primera bolsa para el bebé


Lista de la compra

  • 7 bodies de manga corta o manga larga.
  • 5 camisetas de interior o cruzadas.
  • 4/5 pares de calcetines (son más prácticos que los patucos).
  • 10 peleles (pijamas) fáciles de abrir para vestir y desvestir al bebé sin molestarle demasiado.
  • 2 gorritos.
  • 2 conjuntos completos: pantalón + chaqueta de punto con botones o automáticos.
  • Un saquito transformable que podrás usar a la vez como plumón o como mono.
  • 1 plaid polar o plaid de algodón para envolver al bebé.

Recomendaciones Vertbaudet:
En función de la estación del año, la cesta para el bebe cambia ligeramente . Solo tendrás que adaptar los materiales a usar: algodón o punto fino para los días de buen tiempo, tejido polar o lana suave cuando haga más frío.
Lava preferiblemente todas las prendas de la cesta antes de hacer tu maleta con un detergente hipoalergénico o ecológico.
Plantéate también consultar la lista que te ofrecerá el servicio de la maternidad.

Los imprescindibles para el descanso del bebé


El bebé duerme mucho... Tanto si es en su habitación como si es en el espacio reservado para él dentro de tu propia habitación, necesitará un nidito de tranquilidad y bienestar.

Lista de la compra

  • Una cuna o una cama con barrotes.
  • Un colchón de espuma.
  • Varios protectores de colchón impermeables y lavables.
  • Sábanas bajeras.
  • Un saquito para evitar que el bebé se destape mientras duerme.
  • Una cómoda (posiblemente combinada con un cambiador) o un armario para sus prendas.
  • Un vigilabebés para su habitación, que te permita permanecer siempre atenta a tu bebé mientras descansa.

Recomendaciones Vertbaudet:
La cuna es sin duda alguna la mejor solución, aunque tiene un precio relativamente elevado y su uso está limitado en el tiempo. Lo ideal sería que alguien te la regalase.
Si te decides por una cuna de barrotes, el bebé podrá disfrutar de la misma cama durante varios años y, en este caso, sería importante que tuviese un colchón con altura variable.
En una "cama grande" como esta, el bebé podrá sentirse al principio un poco desorientado, así que será buena idea crear para él un entorno alegre, mullido y con distracciones tales como un móvil, un protector de cuna con motivos estimulantes... Podrás también colocar peluches alrededor de su camita para que le hagan compañía, una caja de música, una lámpara de noche... Elementos tranquilizadores a la par que estimulantes para su desarrollo.

Los imprescindibles para las comidas del bebé


Incluso si decides dar el pecho, piensa en recurrir a un sacaleches y biberones, te serán de gran utilidad durante tus desplazamientos.

Lista de la compra

  • 10 baberos.
  • 5 o 6 biberones grandes y tetinas de repuesto.
  • Un cepillo para limpiarlos.
  • Un sujetador y discos de lactancia si eliges dar el pecho al bebé.

Recomendaciones Vertbaudet: Podrás esterilizar tus biberones en un recipiente de plástico grande con tapa y pastillas especiales o bien usar un esterilizador.
Para recalentar el biberón, puedes elegir entre un calientabiberones o bien calentarlos al baño maría. También podrás dar el biberón a temperatura ambiente. Así se eliminarán riesgos de posibles quemaduras y es más práctico cuando no estés en casa. En ese caso, deja tu botella de agua mineral fuera de tu frigorífico.
Durante la lactancia te vendrá bien utilizar una almohada de lactancia. Tanto para dar el pecho como para el biberón, podrás aliviar la tensión de tu brazo mientras mantienes al bebé en la posición adecuada. Más tarde podrás utilizarlo para que se apoye de una forma ideal cuando empiece a sentarse.

Los accesorios imprescindibles para la hora del baño del peque


Es el momento por excelencia de juegos, contacto y esparcimiento... Disfrútalo a lo grande pero no olvides que el bebé es muy sensible al frío, así que mejor que no dure mucho más tiempo de lo necesario.

Lista de la compra

  • Una bañera de plástico especialmente adaptada al bebé.
  • Una capa de baño con capucha.
  • 7 toallas y manoplas de baño de felpa mullida.
  • Un cepillo para el pelo del bebé.
  • Un colchón cambiador.
  • Un termómetro de baño.

Recomendaciones Vertbaudet
Si te lo puedes permitir, el lugar más adecuado para instalar el cambiador será en el baño. En él, podrás colocar al bebé para cambiarle, secarle, masajearle, vestirle...

DE VIAJE


Elegir el mejor equipamiento para las salidas con el bebé exige pensar detenidamente en el asunto. No en vano, la seguridad y el confort de tu bebé está en juego. Además se trata de un asunto al que dedicarás una gran parte de tu presupuesto.

Lista de la compra
El portabebés, frontal o lateral, es un complemento con mucha aceptación entre las mamás durante las primeras semanas, porque te permite transportar al bebé cerca de ti mientras tienes las manos libres. Si puedes permitírtelo, el cochecito es ideal con su capazo porque podrá servir como cuna de viaje. Opta por uno equipado con kit para coche para disfrutar de unos trayectos perfectamente seguros. Una silla de coche - grupo 0 o 0+ - adaptada a la morfología de los más pequeños. Un bolso cambiador con múltiples bolsillos y compartimentos.

Recomendaciones Vertbaudet:
Evalúa las posibilidades que te ofrece la fórmula "3 en 1" que, aunque requiere una mayor inversión en un primer momento, te será de utilidad desde el nacimiento hasta los 3 años del bebé. Su principio: un capazo + una silla para coche 1ª edad + una silla de paseo para adaptar sobre la misma base. Ten en cuenta también a la hora de elegir una silla de paseo el espacio disponible en el maletero de tu coche.
La cuna de viaje es práctica cuando el bebé duerme fuera de casa, para las vacaciones o para instalarla con facilidad en cualquier lugar de la casa.

Añadiremos a estas listas: una hamaca para mantener al bebé junto a ti mientras realizas tus actividades.
Por último, y pensando en tu retorno a casa, para que no tengas que dedicar tu precioso tiempo a hacer compras que podías haber previsto, hazte con un stock de los siguientes productos:

  • pañales recién nacido
  • cuidados de higiene: aspirador nasal, algodón, eosina, serum fisiológico en bandas umbilicales, compresas estériles...
  • jabones con pH neutro
  • crema para calmar las irritaciones de su culito, crema hidratante
  • aceite de almendra dulce para el masaje
  • toallitas o leche para el cambio
  • agua mineral adaptada a los pequeños
  • leche 1ª edad si no das el pecho
  • pastillas de esterilización...

Considera renovar tu stock de manera regular. Todos nos hemos cruzado alguna vez con algún papá apresurado antes del cierre del supermercado, en busca de un frasco de leche para el bebé... Pues no te rías, ¡porque es probable que también te ocurra a ti!