RECOMENDACIONES

Vuelta al cole en primaria: elegir una actividad extraescolar para tu hijo

rentrée primaire Photo article Haut T

Disfrutar de una actividad ante la que ya haya mostrado interés o predisposición, salir de su zona de confort para ganar confianza o incluso aprender a funcionar en un grupo... La actividad extraescolar es excelente para desarrollar las capacidades de los pequeños y los mayores. ¿Qué aspectos tener en cuenta a la hora de elegir la actividad extraescolar de tu hijo según su personalidad?

Si tu hijo es un soñador…


> Necesita aprender a concentrarse

Los trabajos manuales, las artes plásticas o el dibujo son actividades que se practican en calma y que tienen la ventaja de ejercitar la imaginación y la concentración.

> Necesita aprender a establecerse en el espacio

La escuela de circo es perfecta para trabajar el equilibrio y adquirir el dominio del espacio. Si no hay una escuela de circo cerca de ti, puedes pedir información en centros de actividades. Algunos ofrecen campamentos durante las vacaciones escolares.

¡Tu hijo es un auténtico líder!


Necesita aprender a respetar las reglas

Rugby, voleibol, balonmano… En este caso también te recomendamos una actividad de equipo, ¡pero para el efecto inverso! Porque al hablar de equipo nos estamos refiriendo a respetar reglas ¡y compartir la bola o la pelota con los compañeros!

> Necesita aprender el espíritu de equipo

¡Nada como los cursos de música o de canto para aprender a componer con los demás y crear juntos una bonita armonía!

Tu hijo es algo tímido


> Necesita aprender a crear su espacio

El baloncesto, el fútbol, el balonmano le animarán a crear su espacio en el seno de un grupo y le enseñarán la importancia del espíritu de equipo, fundamental para poder ganar… ¡Una opción perfecta para que adquiera confianza en sí mismo!

> Necesita aprender a afirmarse

Ejercitar su tono de voz, moverse en el escenario, actuar ante un público… ¡ El teatro es una actividad ideal para aprender a abrirse a los demás y afirmarse!

> Necesita sentirse cómodo con su cuerpo

Gracias a la sensación de ingravidez, la natación permite desarrollar la ligereza, le animará de forma natural a coordinar sus movimientos ¡y encontrar así la armonía con su cuerpo!

Sea cual sea la actividad elegida, no olvides el criterio imprescindible para que tu hijo se desarrolle: ¡disfrutar! De nada sirve obligarle a practicar un deporte que no le apetece. Así que no lo dudes a la hora de invitarle a probar diferentes actividades si la gestión de su tiempo lo permite, ir cambiando… ¡y sobre todo no dejes de estar atento para evitar un efecto inverso al deseado!