RECOMENDACIONES

¿Cómo elegir el primer calzado del bebé?

5 aspectos a tener en cuenta para acertar

5 aspectos a tener en cuenta para acertar

La aventura de ser bebé no es tarea fácil. Primero, hubo que aprender a girarse sobre sí mismo. Después, desarrollar los músculos de la espalda y el sentido del equilibrio para mantenerse sentado. A continuación, trabajar abdominales y piernas para empezar a gatear. Y por último, se produce el milagro: ¡el bebé aprende a caminar! Lo festejamos por todo lo alto, y poco después nos invaden algunas dudas. ¿Cómo animarle a continuar dando sus primeros pasitos sin que corra peligro de hacerse daño? ¿Qué deberemos tener en cuenta para elegir su primer calzado de personita que ya camina? A continuación te presentamos las fases a tener en cuenta para que tu peque empiece a explorar el mundo con el pie derecho.

Comprar el primer calzado del bebé

Comprar el primer calzado del bebé


Para ir directos al asunto, te diremos que el bebé no necesita calzado para sus pies antes de que empiece a caminar, sino que por el contrario, dejar sus deditos y sus pies desnudos incluso contribuirá a facilitar el proceso. Nada como unas zapatillas de casa con suela antideslizante para caminar sobre superficies lisas como el gres: evitarán posibles resbalones y demás contratiempos mientras va mejorando su destreza.

Son las 16h30: ¡vámonos a pasear al parque!

Es posible que tu bebé prefiera disfrutar de la comodidad de su silla de paseo...

Durante el buen tiempo, las zapatillas de casa ligeras son perfectas para completar sus conjuntos y durante el invierno, posiblemente no sean necesarias si el resto de su cuerpo se encuentra bien abrigadito y calentito, por ejemplo vistiendo un cálido mono. Los fines de semana y las vacaciones podrán ser un oasis para que los papis consigan dormir un poco más y dedicar también más tiempo al bebé. Darle a conocer otros tipos de superficies como la arena o la hierba también contribuirá a estimular su curiosidad, ejercitar su musculación y mejorar su equilibrio y su confianza.

Esa mesita baja de la sala ha sido y es uno de los puertos seguros sobre los que el bebé se levanta, se sujeta, descansa... Y sirve de punto de partida para una nueva aventura en dirección a papá, que descansa sentado en el sofá. ¡Sus cariños aguardan al pequeñín! Cuando ya camina por sí solo y consigue permanecer en pie buena parte del tiempo es el momento ideal para pensar en regalarle un calzado «de los de verdad», ¡su primer calzado de niño grande!

Elegir el primer calzado del bebé


Y ahora sí, ¡estás dispuesta a encontrar el calzado ideal para los primeros pasitos del bebé!

Coge lápiz y papel y apunta. Aquí va todo lo que debes tener en cuenta:

  • El calzado debe adaptarse a la morfología de sus pies.

    Consejo: evita los artículos en rebajas para su primer par.
  • Con caña alta y un tacón de 1 cm como máximo.

    Consejo: no es obligatorio que sea un calzado de bota, pero es bueno evitar el roce con el maléolo del pie.
  • Debe ofrecer sujeción al pie y tener un contrafuerte rígido para evitar torsiones.

    Consejo: presiona el talón del pie para comprobarlo.
  • Debe permitir que el pie transpire desde el empeine hasta la punta de los dedos, evitando solapamientos.

    Consejo: asegúrate de que los cordones se encuentren lo suficientemente altos como para no oprimir los pies.

Y además, te recomendamos que el calzado tenga:

  • Tiras autoadherentes, más prácticas y perfectas para promover su autonomía.
  • Suela de goma o elastómero con características antideslizantes.
  • Interior y exterior de piel, para una buena transpiración.
  • Talón acolchado para una adecuada sujeción y evitar rozamientos.

¿CÓMO PUEDO SABER EL NÚMERO DE MI BEBÉ?


Para resolver este asunto, tenemos dos propuestas para ti. La primera, adquirir un pedímetro en nuestra web con la suficiente antelación como para poder usarlo cuando tengas que hacer el pedido de su primer calzado. La segunda, más adaptada a quienes vamos resolviendo los problemas a medida que se presentan y a veces nos vemos obligadas a improvisar un poco, implicaría lo siguiente: coloca a tu bebé de pie y descalzo sobre un folio y dibuja el contorno de su piececito. A continuación, compara este contorno con el calzado que ya tenga. Te dejamos a continuación algunas consideraciones para que tomes tu decisión:

  • Normalmente, el primer calzado para caminar empieza con el número 19.
  • Entre los nueve y los 24 meses, los pies del bebé crecen unos tres centímetros. Después, crecerán 1 cm al año hasta cumplir 5 años.

Como sabemos, experimentará un enorme crecimiento durante los dos primeros años de vida. Aumentará un número más o menos cada tres meses, y cuando llegue a la escuela primaria su número será el doble del actual. Por eso le recomendamos a los papás que estén muy atentos, ya que el calzado de los peques se les va a quedar pequeño muy rápido.