ESTIMULACIÓN Y DESARROLLO DEL BEBÉ:

eveil bebe-photo article haut t

¿Jugamos?

Observas muchas veces sorprendida las evoluciones que cada día va haciendo tu bebé y cómo sus juguetes constituyen, más que una distracción, un auténtico objeto de estudio que estimula sus cinco sentidos. Los juegos se multiplican y resultan esenciales en la promoción del desarrollo del niño. Por ese motivo nos parece interesante detenernos a continuación en los diferentes tipos de juguetes que se adaptan a sus etapas tempranas.

JUGUETE DE 1ª EDAD FAVORITO: SU CUERPO


El recién nacido no necesita en realidad demasiado para ser feliz. Sin conseguir moverse mucho y con la vista aún poco desarrollada, su entorno más cercano constituye todo su recién estrenado mundo y, por este motivo, su curiosidad será insaciable en relación al juguete que encuentra más a mano: su propio cuerpo. A medida que vaya creciendo pondrá a prueba su flexibilidad, jugará con su voz, moverá sus manos y llevará todo lo que atrape con ellas hacia su boca, centro de actividades del reconocimiento de objetos con el que empezará a descubrir el mundo. Así, aunque le ayuden a estimular sus sentidos (por ejemplo escuchando una música tranquila) en realidad en estos momentos no necesita muchos juguetes.

eveil bebe-photo article bas t

JUGUETES DE ESTIMULACIÓN 3 MESES: LOS IMPRESCINDIBLES


Ya desde los tres meses el bebé puede agarrar objetos con la mano y seguirlos con la mirada. En ese momento, posiblemente sea buena idea pensar en dedicarle un rinconcito con juguetes suaves y coloridos, de formas sencillas y alargadas, o bien objetos ya algo más complejos con movimiento y sonido, gracias a los cuales podremos estimular sus sentidos (tacto, vista y oído). Para estimular el gusto y el olfato, nada como los deliciosos platos que tú le vas a preparar. Es el momento de disfrutar de áreas de actividades, sonajeros que pasarás la vida recogiendo del suelo, móviles con luces y música para llamar al sueño... A los tres meses, el bebé expresa en contacto con estos juguetes sus emociones, desarrollando su repertorio de respuestas con expresiones de excitación, fascinación y tranquilidad.

SU ESTIMULACIÓN MUSICAL


La música constituye una excelente fuente de tranquilidad para el niño y rápidamente cualquier objeto que quede al alcance de su mano se convierte en un potencial tambor, castañuela, martillo… ¡y por cualquier motivo nuestros oídos se cansan antes que los suyos de su sonido! Ha llegado el momento así de que empiece a dar salida a sus habilidades con ayuda de juguetes musicales especialmente pensados para ellos, como pueden ser cajas de actividades con sonido, castañuelas o instrumentos de percusión con los que se divertirá evocando su música favorita: la nana que le cantas antes de irse a dormir. ¡Música maestro!

TIPOS DE JUEGOS


La frontera de los 12 meses marca claramente un antes y un después en sus juegos de estimulación, y el desarrollo de la motricidad y la sensibilidad dan pronto paso a la estimulación de la creatividad y la imaginación.

Durante su primer año, el bebé manipula objetos que cuelgan y peluches, es sensible al tacto de las materias, se divierte en las áreas de estimulación con cubos para apilar, ábacos, libros educativos e imágenes. En torno a los ocho meses empieza a disfrutar de los juegos en el baño y se divierte viendo cómo el agua fluye.

Elegir el mejor juguete para un bebé entre los 12 y los 18 meses no es tarea fácil, entre los preferidos estarían la granja con sus animalitos, los coches, quizás el correpasillos...

Aprendiendo en todo momento y en todo lugar, le encanta explorar la casa y todo lo que hay en ella: armarios, cajones, cajas... También será el momento de empezar a divertirse con pinturas para colorear, así que mejor tener cuidado con las paredes.

Más tarde pasará a divertirse con muñecas, cocinitas, teléfonos, en juegos de imitación que se convertirán en uno de sus pasatiempos favoritos. Esta será una forma ideal de dar salida a sus emociones y comprender el mundo que le rodea mientras imita a los mayores en un juego para todas las edades. Será importante compaginar nuestra participación con dejarle espacio para que elabore sus propios juegos de manera libre y espontánea.

Igualmente, deberá avanzar en su destreza cogiendo él solo los juguetes o pasando las páginas de un libro, objetivos cuya consecución disfrutará, alimentando su confianza y su autoestima.

Fuentes

Elever bébé (édition Hachette), Marcel Rufo, Christine Schilte