LA LACTANCIA

Nuestra guía de compra

Dar el pecho o dar el biberón. ¡Esa es la cuestión! Has hecho el balance de lo bueno y lo malo y al final has elegido dar el pecho. Aquí tienes una guía de consejos que te van a facilitar la vida...

AQUÍ TIENES LOS PRODUCTOS QUE TE HARÁN LA VIDA MÁS SENCILLA


Discos absorbentes para la lactancia: te has olvidado de comprar algo para la cena, así que te vas al supermercado con tu bebé. Llegas a la caja, te sube la leche y te ensucia tu camiseta preferida. ¡Qué mal trago! Los discos absorbentes para la lactancia son imprescindibles para las fugas sorpresa. También se pueden utilizar en la última etapa del embarazo, cuando también son frecuentes.

Sujetador de lactancia: ¡otro accesorio que no puede faltar! Si quieres algo práctico y cómodo, con él podrás dar el pecho en cualquier momento y fácilmente. Si quieres estar más cómoda, ¡mejor compra una talla más!

Cojín de lactancia: muy útil durante la lactancia para poder apoyar el bebé y reposar los brazos, así podrás vivir este bonito momento ¡y sin problemas de tendinitis! Y no solo sirve para la lactancia: también es el mejor amigo de las futuras mamás, ya que así podrán dormir en una posición más cómoda. Te será muy útil durante unos meses, hasta que empiece a poder sentarse solo en la manta de juegos...

LOS PRODUCTOS PARA SACARSE LA LECHE


Sacaleches: Hoy quieres salir con tu pareja, u olvidarte de problemas en caso de que haya tráfico... o quizás empiezas a trabajar de nuevo en unas semanas pero quieres continuar amamantando al bebé. ¡Necesitas un sacaleches! Los sacaleches, manuales o eléctricos, tienen tanto sus ventajas como sus inconvenientes. La opción manual, indolora y silenciosa, es más económica que la versión eléctrica y es perfecta como un más a más.

Conchas de lactancia: fáciles de usar, para las subidas fuertes de leche. También se pueden utilizar durante la lactancia con el pecho "en reposo". La lactancia con succión, para recoger la leche y dar el pecho también.

PARA CUIDARSE


Tratamientos calmantes: con la lactancia, tienes que cuidarte el pecho. Para calmar el dolor al principio de la lactancia y entre toma y toma, puedes usar una crema hidratante enriquecida con lanolina.

Protectores de pezones: para las grietas y pupas de la lactancia. Los protectores de pezones son perfectos para los pezones adoloridos o hipersensibles. También se usan para facilitar el agarre durante los primeros días. Si se usa de manera frecuente, puede dañar la lactancia... ¡Úsalos con cuidado!

La lactancia es una cuestión de feeling . Al principio requiere un poco de fuerza de voluntad, pero si aún y así quieres continuar, seguro que pasarás un momento agradable con el bebé.